¿Por qué las empresas usan grupos electrógenos de emergencia?

¿Por qué las empresas usan grupos electrógenos de emergencia? Pues porque los grupos electrógenos son una eficiente y excelente alternativa para paliar los déficit de generación de energía eléctrica o los cortes inesperados de esta en las más diversas instalaciones que pueda pensarse. Su instalación obligatoria en zonas de alta densidad poblacional (hospitales, fábricas, restaurantes, centros comerciales, cárceles, edificios de administración gubernamental) ha llegado a ser legislada en varios países.

El grupo electrógeno está compuesto de un motor que es la fuente de energía mecánica para hacer girar el alternador y así se genera la electricidad necesaria. Los más empleados son los motores diésel, dadas su bonanza ecológica, bajos costes y facilidades mecánicas. El regulador del motor es otro componente importante, pues hace que el motor mantenga una velocidad constante con relación a los requisitos de carga y no se afecte la frecuencia de la potencia de salida.

El sistema eléctrico del referido motor es de 12 V o 24 V, negativo a masa. El sistema de refrigeración puede ser indistintamente por agua, aceite (estos dos consisten en un radiador y un ventilador interior) o aire (un ventilador de alta potencia que pasa aire frío a lo largo del motor).