¿Cómo puedo sorprender a mi pareja?

Las relaciones de pareja no serían lo mismo sin las sorpresas. Y es que estos detalles que no te los esperas son los que consiguen mantener viva la llama del amor  y de la ilusión, sobre todo cuando las parejas ya llevan un par de años juntas.

Hay muchas formas de sorprender a una pareja. Están las clásicas como llevar el desayuno a la cama, algo que a mí me encanta porque realmente no cuesta nada y es una forma de empezar el día con otra energía.

Pero también las hay más elaboradas. Por ejemplo, a mí me gusta de vez en cuando llevar a mi pareja a cenar a alguno de los mejores restaurantes Sevilla pero sin que se lo espere. Lo que hago es inventarme cualquier excusa para vernos cerca de dónde está el establecimiento en cuestión y una vez allí ya le digo que lo que vamos a hacer es irnos de cena romántica.

Otra cosa que me gusta hacer es enviarle flores a su trabajo. Da igual el día. Simplemente porque sí. El día que se me ocurre llamo a la floristería y le encargo un ramo de violetas, que son sus preferidas.